11 de diciembre de 2013

Esqueleto de Recuerdos.

 "La razón de la existencia es prepararse para quedarse muerto un largo tiempo"
Faulkner.

Si la ilusión es sencillamente el sabor de la vida, hace tiempo que escribir en este blog lo encuentro insípido. Creo que esta criatura virtual ha cumplido con creces e incluso ha superado todas las posibles espectativas que yo pudiera tener aquella fría tarde de diciembre hace cuatro años cuando desde la mesa de la cocina, y casi inconscientemente, redactaba la primera entrada de este blog. Por el camino he tenido el placer de enriquecerme con el sabor que otorga el desarrollo de la expresión escrita, el dulzor de la reciprocidad virtual y el regusto más satisfactorio e inesperado de todos, compartir tiempo, risas y experiencias con cómplices virtuales en el mundo real. Nunca podré agradecer suficiente a este medio el que estas interesantísimas personas entraran en mi vida. En consecuencia el balance es muy positivo.

Aquí yace Mulholland World que desde hoy se convierte en un esqueleto lleno de recuerdos.






Gracias a todos los que en algún momento durante estos cuatro años han dedicado su tiempo a leer este blog.

¡Hasta siempre!